Lavar a mano o lavavajillas¿Cuál de los dos gasta menos?

Existe una situación cotidiana que está presente en la vida de muchos: Apenas acabar de disfrutar de una comida deliciosa y mirar hacia la cocina.

¡Sorpresa! Un montón de platos sucios. Así que no queda otra más que armarse de paciencia y proceder a lavarlos.

Pero quizá en ese instante exacto surge una duda:

¿Lavar a mano o lavavajillas?

¿Cuál de estos dos métodos es más conveniente en términos de ahorro?  

Algunos se decantan por lavar a mano, pero hay otros que prefieren la practicidad del lavavajillas

¿Y tú de qué lado estás entre lavar a mano o lavavajillas?

Sea cual sea tu opción preferida entre estas dos opciones, es bueno conocer todas las ventajas de cada una. 

Ese será el mejor aval para decidir lavar a mano o con lavavajillas.

De hecho, se ha comprobado que lavar a manos requiere casi 89 litros de agua a diario. 

De los cuales 52 litros son de agua tratada mediante algún sistema de calentamiento. 

Por tanto, representa un gasto significativo tanto de agua como de energía.

Por otro lado, los lavavajillas permiten disminuir el consumo de agua a 50 litros diarios. 

De los cuales la mitad es caliente aunque tratada mediante el propio sistema interno del lavavajillas. 

Con tan solo ese dato, el lavavajillas toma una importante ventaja en cuanto a consumo.

¡Pero aún falta más por analizar! Así que, si deseas obtener más ventajas al respecto, continúa leyendo para salir de dudas

Ventajas de usar el lavavajillas

  • Como ya te comentamos el ahorro de agua es el principal beneficio de estos sistemas. Pero además te permiten ahorrar tiempo pues te ofrecen la posibilidad de lavar todos tus utensilios en una misma carga.
  • Aunque suene paradójico, los sistemas lavavajillas son una excelente opción para ahorrar energía. A pesar de ser dispositivos eléctricos su consumo es menor en comparación con los calentadores de agua tradicionales.
  • La opción de agua caliente del lavavajillas elimina gérmenes y bacterias propias de las suciedades que dejan los desperdicios de alimentos que se encuentran impregnados en las vajillas. Lo que puede asegurar a la vez mayor higiene y salud para sus usuarios.
  • Hablando de salud disminuyen de manera considerable los problemas de la piel sobre todo en las manos. Debido a que te liberas del uso de agentes agresivos que pueden deteriorar y deshidratar la piel.

En nuestra próxima entrega te contaremos como ahorrar con el lavavajillas o como ahorrar lavando a mano.

Si te gustó esta información, compártela con tus amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsapp